“Yo asumo mi culpa pero cada quien que asuma la propia; y repito: a los que trabajan conmigo les ofrezco mi corazón y esta mano de hierro”, dijo el Presidente Chávez, golpeando con la izquierda la mesa de su despacho en el Palacio de Miraflores, al dejar establecido que tal como lo prometió en la campaña electoral rumbo al 7-O, su nuevo gobierno hará seguimiento estricto a los recursos aprobados para obras, programas y proyectos y hará cumplir sus responsabilidad a quienes sean responsables de su no ejecución o cumplimiento.

“Responsable, asuma su responsabilidad y cuando sea la mía aquí estoy, aunque me fusilen. Dando el ejemplo, uno tiene que dar el ejemplo de asumir su propia responsabilidad pero exigiendo a los demás que asuman la suya con todo el rigor y creo que tengo moral para exigirlo a todos y todas, y voy a hacer uso de esa potestad”, dijo el Jefe de Estado este lunes, durante una reunión de trabajo con sus ministros de los despachos de Comunicación e Información, de Industrias, de Planificación y finanzas, del Despacho de la Presidencia y el Vicepresidente Nicolás Maduro.

“Desde ti, Nicolás, pa´bajo…no tengo más opción. Me han traido a esta situación. Mientras yo tenga vida, salud cuenten que con esta etapa voy a ser sumamente duro con mi propia gente, más duro de lo que he sido nunca antes jamás aquí, y creo que en toda mi vida”.

“Ustedes recuerdan, esta es la autocrítica dura…”, explicó el Comandante, luego de informar a la nación que se detectaron diversas irregularidades en algunas obras en marcha, entre ellas la fábrica de helados Coppelia, que a pesar de estar recién inaugurada estaba inoperativa, sin producción, por ineficiencias insólitas y falta de vocación de algún gerente.

Además, el Presidente Chávez comentó otros casos en los que, pese a haberse aprobado los recursos económicos, éstos se encontraban en cuentas de bancos sin ejecución.

“Yo pido excusas al pueblo de Cumanacoa”, dijo Chávez, al explicar que aún no se han ejecutado las partidas presupuestarias que aprobó para atender la vialidad, viviendas y atención a comerciantes tras las inundaciones de julio pasado.

“Nada de eso se ha invertido…ni un centavo..¿Te das cuenta la gravedad de eso….?”, exclamó el Jefe de Estado a sus funcionarios.

“¡A mí me da dolor y vergüenza!. Ahora, el dinero esta allí, ¡por el amor de Dios!”, expresó.

Eso fue por julio, ya estamos en noviembre ¿Qué dirá el pueblo de Cumanacoa?. ‘Chávez nos engañó, prometió esto y lo otro’. Pero yo cumplí. Terminando fisioterapia, con un dolor por aquí y allá, recorriemos todo aquello, recibiendo novedades, mandamos aviones, helicópteros con agua y comida…”.

“¿Qué quieren que haga, que yo me vaya a hacer las casas también?”, dijo ante las cámaras.

Reiteró el Mandatario Nacional que es necesario establecer responsabilidades y que su mano izquierda será de hierro. Igualmente dijo que quien cumpla con su trabajo será reconocido.

Solicitó al Vicepresidente Maduro un informe inmediato para el establecimiento de responsabilidades.  “Hay que hacer entrevistas, sean quien sea, que explique y lo haga por escrito…”

“Nunca fui el comandante permisivo que quería estar en la buena con todo el mundo. ¡No, no, no!”.

“Pónganse pués las alpargatas que lo que viene es joropo. Esto va dirigido a mis propias filas, a mi propio gobierno, ministerios, entes descentralizados, proyectos, programas, obras…”, explicó.

“Para eso, Nicolás: 100 equipos de inspección y más si hacen falta. Para inspeccionar en tiempo real y recibir novedades en tiempo real”.

“Yo quiero tomar mas temprano que tarde las primeras decisiones, siempre en positivo. Si tengo que sustituir a alguien, destituir a alguien, ordenar…investigación, tengo que hacerlo”.

Pidió a los trabajadores de las unidades productivas a informar novedades sobre problemas y dar soluciones. "El objetivo es solucionar", refirió.

“Estamos obligados, nosotros, Gobierno, partido, etc, a tomar las medidas más radicales que tengamos que tomar”, exhortó.

“Está comenzando el nuevo gobierno de Chávez y debe ser el mejor de todos los que han pasado. Y se requiere trabajo y más trabajo”, concluyó.