Una imagen del río Orinoco fue la primera que vio la luz y develó la incógnita de saber cómo serían las fotografías que el satélite Miranda, puesto en órbita el pasado 28 de septiembre del presente año, mostrarían al mundo.

La noche del martes el ministro Jorge Arreaza, a través de su cuenta oficial de la red social Twitter, @jaarreaza realizó el anuncio.

"Mostraremos al país las 1ras imágenes de nuestro Satélite Miranda y algunos de sus usos sociales!!”, escribió en twitter el ministro Arreaza.

En horas del mediodía de este miércoles, Jorge Arreaza, ministro del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación, junto al titular del Poder Popular para la Defensa G/J Henry Rangel Silva y  Ricardo Menéndez, vicepresidente para el Área Económica Productiva; Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina; Agricultura y Tierras Juan Loyo y Ambiente, Cristóbal Francisco, mostraron las  bondades del segundo satélite venezolano puesto en órbita.

Las imágenes del Río Orinoco, la ciudad de Maracay, Puerto Ordaz, el Aeropuerto de Maiquetía  y el embalse de Guárico, forman parte de las más de 300 imágenes que mostrará diariamente el Satélite Miranda.

Estas primeras gráficas de algunas zonas estratégicas para el Estado venezolano, servirán para la planificación en los ámbitos agrícolas y urbanos, cambio climático, cuencas, ríos, minería ilegal y cuerpos irregulares en el territorio nacional.

En rueda de prensa con los medios de comunicación nacional y extranjeros, los titulares de los diversos despachos involucrados explicaron las diversas aplicaciones del dispositivo aeroespacial.

El ministro Jorge Arreaza destacó que se trata de soberanía tecnológica para que Venezuela haga uso pacífico del espacio ultraterrestre y otorgar amplios beneficios a la población.

Por su parte, el General Henry Rangel Silva, titular del Ministerio de Defensa, apuntó que el dispositivo servirá para el monitoreo y vigilancia de los espacios fronterizos, además de la protección  ambiental, control de la minería ilegal, al tiempo que explicó sobre la aplicación en la conformación de estrategias cartográficas de mediana escala, lo cual representa un ahorro en tiempo y recursos materiales, humanos y financieros.

Ricardo Ménéndez, ministro de Industrias resaltó que el satélite mostrará más de 300 imágenes diarias que servirán para la planificación en el área de desarrollo industrial en estudios de navegabilidad de las cuencas para su uso, la configuración de barrios populares, el comportamiento de grandes galpones asociados a empresas básicas del Estado.

Entretanto, el titular  de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, informó que el satélite permite hacer una planificación profunda en materia de urbanismo para lo cual se requieren de 60 mil hectáreas en el país para el 2018, sin embargo,  ya se tienen las primeras 13 mil para los desarrollos habitacionales  enmarcados en la Gran Misión Vivienda Venezuela, además  permite evaluar el mercado actual de desarrollo y el avance  de la ejecución de las obras.

El ministro de Agricultura y Tierras , Juan Loyo, resaltó que un elemento esencial para el desarrollo agrícola es la planificación de los recursos físicos tierra y agua, las imágenes en tiempo real permiten  niveles de aproximación para identificar parcelas, canales de riego, estado  de los cultivos y analizar variables como la productividad del cultivo.

Cristóbal Francisco, ministro para el  Ambiente, dijo que la materialización para lograr la soberanía e independencia tecnológica del país es producto de  un proyecto como el satélite no sólo para el control militar sino para la vigilancia ambiental, ordenación del territorio, comportamiento de los sedimentos de las cuencas, además observar los desarrollos mineros ilegales, vigilancia adecuada de los desarrollos permisados.

Finalmente, el director nacional de Protección Civil, Luis Díaz Curbelo,  destacó la gran utilidad del instrumento  para la prevención  antes, durante y después de un evento de origen adverso para el país, además facilita el trabajo acertado y sistemático del crecimiento de las ciudades y evaluar las zonas inundables.