Alepo amaneció convulsa, una densa nube de humo negro cubre este sábado la capital económica siria, lo cual indica que allí ocurren intensos combates y emanan los efectos de los bombardeos de la aviación gubernamental.

Esa es la impresión transmitida por diferentes medios televisivos locales al reflejar la quema de centenares de neumáticos por parte de las bandas armadas, a la vez que el humo serviría para ocultar movimientos durante los diferentes choques que se registran.

Este viernes fuerzas del Ejército Árabe Sirio (EAS) enfrentaron lo que las bandas califican de ofensiva final para apoderarse de la ciudad, acción que terminó en numerosas bajas y la destrucción de bases de aprovisionamiento de los grupos irregulares.

En el distrito Sheikh Maqsoud, en la capital provincial, situada a 350 kilómetros al norte de Damasco, una agrupación insurgente perdió innumerables elementos y fue diezmada, mientras divulgaban que habían asumido el control de esa área.

Violentos choques entre grupos armados y fuerzas regulares del EAS ocurrieron cerca de la mezquita Qastal Harami, en el callejón de al-Shahadin, en al-Sheikh Saiid, en la mezquita Al-Nabi Yousef de Khan al-Assal, en el mercado de al-Khabiye en la Ciudad Vieja, al norte y al sur del mercado al-Hal, entre otras zonas.

En la mayoría de estos enfrentamientos, la superioridad de las fuerzas gubernamentales se impuso a las bandas armadas, que tuvieron un saldo considerable de bajas,  la confiscación y destrucción de armamentos.

Numerosos vehículos artillados fueron destruidos, sólo en la carretera de Marei-Ikhtarin, cercana a la frontera con Turquía, quedaron inutilizados seis transportes artillados con ametralladoras DShK, cuatro automóviles que transportaban hombres armados y dos camiones refrigerados cargados con armas.

En áreas de la periferia de la capital siria, en el barrio de al-Qaboun, fueron liberadas dos personas secuestradas días atrás y una unidad del EAS eliminó a varios irregulares escondidos en la zona.

Asimismo en Barzeh, al noreste de la ciudad, las fuerzas gubernamentales eliminaron a integrantes de una partida que viajaba en un camión que trasladaba materiales para fabricar artefactos explosivos y granadas de mortero, entre otros insumos.

Por otra parte, en la provincia de Idleb, a 320 kilómetros al norte de Damasco, fueron destruidos cinco vehículos ocupados por elementos armados cerca de la aldea Bhouri, en la zona rural de Martmesrin y en un área al sur de la ciudad de Sarmine.

En Homs, centro-norte, a 162 kilómetros de la capital, hubo hostilidades en el barrio de Bab Hood y otra unidad de las fuerzas armadas eliminó un número de terroristas cerca de la oficina de proyectos Ejército y de la mezquita al-Turkman y desmanteló una serie de artefactos explosivos, entre otros incidentes.

En la provincia de Hama, fue ocupado un transporte que trasladaba miles de balas de fusiles AK-47, ametralladoras PKC y granadas de mano, acción en la que murieron dos irregulares, tres resultaron heridos y cuatro detenidos.

Mientras en esta capital, una larga caravana de autos sonando sirenas y cornetas, adornados con la bandera nacional, recorrían las calles a altas horas de la noche y sus ocupantes lanzaban gritos de apoyo al gobierno, al presidente Bashar al-Assad y al Ejército Árabe Sirio.