El Satélite Miranda, que Venezuela pondrá en órbita la noche de este viernes, capturará 350 imágenes diarias del territorio, lo que significa 127.750 en un año, las cuales permitirán tener un inventario completo del país y acceso a información precisa del territorio, destacó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge Arreaza.

Puntualizó que las imágenes, que tendrán 2,5 metros de resolución, podrán utilizarse para planificación de todo tipo: Urbana, agrícola, industrial, transporte, así como para catastros, el cuidado de las fronteras, la detección de minería ilegal o desplazamientos irregulares, y si hubiere catástrofes, analizar rápidamente sus consecuencias.

Explicó durante una rueda de prensa, que las imágenes de satélite tienen un costo que sobrepasan los mil dólares y no tendrían total confiablidad, de manera que, con el lanzamiento del Satélite Miranda eso cambiará totalmente.  “Ahora el país podrá controlarlas directamente desde la base aeroespacial Manuel Ríos, ubicada en el estado Guárico, en el centro de Venezuela”, acotó Arreaza.

Otro punto destacado por Arreaza  es que antes  del 10 octubre se podrán ofrecer las primeras imágenes del territorio venezolano a través del nuevo satélite, las cuales podrán estar al servicio no sólo del Gobierno sino de las universidades, los centros de investigación, la industria privada y hasta de los consejos comunales.

17 minutos críticos

El lanzamiento del satélite Miranda, previsto para las 11:42 de la noche de este viernes desde el norte de China, podrá ser seguido en detalle por los venezolanos gracias a la coordinación establecida con la televisión del país asiático, especificó Jorge Arreaza.

Puntualizó que tras el lanzamiento del Satélite Miranda, los primeros 17 minutos serán los más decisivos. Pasado ese lapso, se podrá decir que el evento fue exitoso.