El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, entregó  1.446 unidades de transporte público, y vehículos familiares en el marco del convenio entre la República Popular China y la República Bolivariana de Venezuela.

La entrega la realizó el Jefe de Estado desde el Paseo Monumental de Los Próceres, en Caracas.

Del total de los autos otorgados en el Fuerte Tiuna, Caracas, 200 son vehículos familiares marca Chery, modelos QQ3, X1, Tiggo, Grand Tigger 4×2 y Grand Tigger 4×4.

Durante la entrega, el primer mandatario recordó que estos automóviles son ensamblados en la Fábrica de vehículos Chery ZTG, ubicada en Tejerías (estado Aragua), donde hasta el mes de agosto se ensamblaron 8 mil 706 automóviles durante su primer año de funcionamiento.

Este convenio fue suscrito con el propósito de beneficiar a personas con alguna discapacidad, docentes, enfermeras, médicos, periodistas y personas que han sido estafadas a través de ventas programas de vehículos.

Desde que comenzó este plan de entrega de vehículos en marzo de 2011, se estima que más de 3 mil unidades han sido entregadas al pueblo a precios justos, mediante créditos bancarios otorgados a través de la banca pública.

Informó que el próximo miércoles 3 de octubre será inaugurado en la ciudad capital el sistema de transporte Buscaracas, que movilizará diariamente a unas 15.000 personas.

El nuevo servicio de transporte caraqueño tendrá en total 11 estaciones: Las Flores, Panteón, Socorro, La Hoyada, El Cristo, Roca Tarpeya, Presidente Medina, Inces, Roosevelt, La Bandera y Los Ilustres.

La tarifa del Buscaracas será de 1.5 bolívares y tendrá capacidad para transportar 165 personas.

El resto de los autobuses alimentará la flota de rutas urbanas en distintas regiones del país, indicó el ministro de Transporte Terrestre, Juan García Tousaint.

Especificó que los autobuses ecológicos, que adquirió el Gobierno a través de los acuerdos de cooperación con China, serán distribuidos a los estados Bolívar, Anzoátegui, Monagas, Miranda y Zulia, Lara, y se pondrán en funcionamiento a través de una empresa socialista.