Una protesta por mejoras en las condiciones de trabajo, de los salarios y las bonificaciones básicas, como los tickets de alimentación, mantiene paralizada las actividades de impresión de las publicaciones de la Cadena Capriles (El Mundo, Líder, Ultimas Noticias).

En total son 145 los trabajadores de la Operadora La Urbina, empresa perteneciente a este grupo de comunicación, quienes desde el martes tomaron las instalaciones de la imprenta para expresar su descontento por la forma en la que transcurre la discusión de su contratación colectiva, explicó Yorbi Rodríguez, secretario de Finanzas de la Asociación de Trabajadores de la Industria Poligráfica, afines y conexos del Distrito Capital y estado Miranda.

“Tomamos la decisión de tomar las instalaciones de la planta y mostrar una protesta pacífica ante la inconformidad por la condiciones en que estamos laborando. Estamos discutiendo un contrato colectivo que se venció en abril, tenemos cinco semanas reuniéndonos con representantes de la empresa y no hemos podido aprobar ni una cláusula porque lo que nos ofrecen es una miseria. Vamos a continuar hasta que la empresa nos dé una respuesta seria y mejore su oferta (salarial), no vamos a ceder”, expresó.

Rodríguez explicó que el paquete laboral para los trabajadores que trabajan en la empresa desmejora de manera palpable en comparación con los empleados y obreros directos del grupo empresarial.

“Somos trabajadores tercerizados, en este centro de impresión hay obreros que ganan 1800 bolívares mensuales en cesta tickets mientras nosotros estamos ganando 600 bolívares. Los empleados que menos ganan en la Cadena Capriles devengan como 4 mil bolívares de salario promedio mientras que nosotros no llegamos a tres mil bolívares en salario promedio y trabajamos de día y noche. El patrono lo que hace es aumentarnos la producción pero no nos ofrece incentivos para el trabajo, aquí se imprimen más de 20 periódicos”, explicó.

Los trabajadores solicitan el ajuste de las reivindicaciones inscritas en la discusión de la contratación colectiva, entre los que se encuentran un aumento salarial acorde con sus necesidades actuales así como en los bonos de alimentación, nocturno, utilidades así como horas extras.