“Son ustedes, muchachos y muchachas, que hoy tienen 20 años, o un poquito menos o un poquito más, la mejor de todas las generaciones que por esta tierra venezolana han pasado”, manifestó este miércoles el candidato Hugo Chávez, en el Poliedro de Caracas, durante una multitudinaria concentración con la juventud de Venezuela.

Desde el Poliedro de Caracas, y en medio de una impresionante y alegre muchachada proveniente de todos los rincones del país, el Candidato Socialista consideró que la lucha de todos los revolucionarios venezolanos está representada en la juventud que hoy se levanta.

“Son ustedes, hijas, son ustedes, hijos, la mejor de todas las generaciones de venezolanas y venezolanos que por esta tierra han pasado por 500 años de historia conocida”, reiteró.

“Lo que le vengo a decirles, porque me voy dando cuenta de esto: así como mi generación fue en buena medida, no totalmente, anulada por el capitalismo, fue alienada, fue comprada, aniquilada también, a mi generación la destrozaron. Nosotros somos una especie de sobrevivientes de la catástrofe quienes aquí estamos cruzando los 58 años, rumbo a los 60 y más allá”.

“En cambio ustedes, que nacieron en medio del huracán, que nacieron casi con el Caracazo (1989), ustedes que nacieron con el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992, ustedes vinieron al mundo cuando llegaba de nuevo la Revolución en Venezuela. ¡Son ustedes hijos de la Revolución, hijas de la Revolución”.

“Eso se lo han ganado ustedes porque han venido asimilando, asimilándose, dándose cuenta de que a pesar de las dificultades que existen en este mundo de hoy (… ) estoy seguro de que ustedes van a concluir la tarea, con sus propias manos, engranadas con sus corazones y sus almas, para construir la Venezuela socialista de todo el siglo 21”, expresó Chávez en medio de una ovación.

“Yo sé que lo van a hacer, no tengo la menor duda.  Me pongo a la orden de ustedes para acelerar la construcción de la Patria de ustedes, la Patria Socialista, la Patria Nueva, la Patria buena”, agregó Chávez.

Chávez expresó su emoción y orgullo de estar frente a miles de jóvenes que lo acompañaban, y los consideró como sus propios hijos, que se multiplicaron a lo largo de dos décadas, desde que decidió irrumpir contra un sistema político oprobioso, y comandar la rebelión militar que enfrentó al gobierno de Carlos Andrés Pérez, en 1992, tres años después de la masacre que este mandatario ordenó perpetrar contra el pueblo.

“Yo los veo a ustedes, los siento a ustedes, así, hijos e hijas de esta lucha, de esta siembra, de esta batalla, de estos caminos… hijos e hijas de nuestro tiempo, de nuestra lucha, de nuestro esfuerzo y por qué no decirlo también, del sacrificio de muchos de nosotros…”

“De allí, muchachada, la importancia de la coyuntura que hoy estamos viviendo…”, advirtió Chávez.

“Lo que quedan son 11 días de este mes y 6 días de octubre para el amanecer del 7-O”, destacó sobre el día de las elecciones presidenciales que enfrentará, precisamente, al candidato de la derecha, heredero de los gobiernos de la Cuarta República que quiere volver a instaurarse en el poder.

“Pues bien, nosotros no podemos perder esa batalla, estamos obligados a triunfar, a vencer, como dijo el cumpleañero de hoy, José Félix Ribas,  precisamente a los jóvenes en la Batalla de la Victoria, que ustedes saben, dijo aquello ‘No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer y nosotros venceremos”.