La Policía Nacional Bolivariana (PNB) ampliará próximamente su actuación a seis estados de Venezuela, informó este martes el Comisionado Luis Fernández, director de ese cuerpo de seguridad que inició sus operaciones en diciembre de 2009.

Entrevistado durante el programa Contragolpe, de Venezolana de Televisión, el funcionario recordó que hasta el momento la PNB solo opera en la capital, pero se apoya en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) para la formación de nuevos efectivos policiales.

A finales del presente mes se graduarán seis mil 500 nuevos policías en la UNES, formados con las nuevas concepciones del trabajo policial, que hace énfasis en la función al servicio del pueblo y en el respeto a los derechos humanos.

Todos esos nuevos funcionarios serán desplegados de inmediato en diversos municipios de los estados Aragua, Carabobo, Lara, Anzoátegui, Zulia y Táchira, donde mayores índices se registran de criminalidad.

Esas fuerzas se desplegarán también en el estado Miranda, que es el de mayor criminalidad en el país, y actuarán principalmente en el municipio Sucre.
Para esos nuevos policías ya se cuenta con todo el equipamiento necesario, incluyendo los medios de transportes, precisó Fernández.

Asimismo, señaló que a mediano plazo la PNB se extenderá a otros estados, pues ya se prepara la siguiente promoción de funcionarios policiales en la UNES, que contará con 16 mil 500 efectivos.

La experiencia acumulada hasta ahora en los barrios de la capital demuestra que donde actúa la PNB, los índices de criminalidad disminuyen, dijo Fernández.

En Venezuela coexisten, además de la PNB, cuerpos policiales estaduales y municipales, subordinados a gobernadores y alcaldes, respectivamente.

Al respecto, Fernández señaló que se han establecido coordinaciones con varias de esas policías a fin de hacer un trabajo más efectivo, pero aclaró que en estados donde gobierna la oposición esto no siempre se ha logrado.

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades de esos estados para que aparten los intereses electorales o de otro tipo y colaboren con el despliegue de los nuevos policías en sus estados, pues se trata -dijo- de garantizar la seguridad ciudadana.