La fábrica de autopartes que inauguró este domingo el Gobierno del presidente Hugo Chávez en la población de Ocumare del Tuy, en el estado Miranda, tendrá una capacidad para producir 48 millones de piezas, informó el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez.

"Será la planta más grande del país vinculada a autopartes", señaló durante durante un recorrido efectuado por la fábrica.

Esta planta, en conjunto con la que arrancó en abril pasado en la zona de Yare, en Miranda (dedicada a envases para la industria de alimentos y con 65 máquinas de inyección), forma el Complejo Industrial Procesador de Plástico, y ha sido posible gracias al convenio firmado con Irán.

En conjunto, las plantas tienen capacidad para fabricar 760 millones de piezas, puntualizó Menéndez. Todo el complejo podrá cubrir 16% de la demanda de plástico nacional, y 19,4% de los requerimientos del Estado, precisó el ministro.

La fábrica producirá piezas de plástico y metal para el sector automotriz, y autopartes para los vehículos Chery y Venirauto que empezarán a producirse en la nueva instalación, precisó el viceministro de Planificación y Políticas Industriales, Yuri Pimentel.

Asimismo, el ministro resaltó que este proyecto se inscribe en la idea de Chávez de impulsar el desarrollo de la cadena productiva asociada a las materias primas que produce el país, para darles valor agregado y apuntar así a la soberanía e independencia nacional.

Agregó que gracias a la Ley de Asociaciones Estratégicas, Empresas Conjuntas y Conglomerados, el Estado ha cerrado 16 convenios para 178 proyectos para la industria automotriz.

En ese sentido, el viceministro de Industrias Intermedias, Carlos Faría, comentó que la idea es trabajar con los privados y desarrollar la cadena productiva automotriz.

Nuevo modelo productivo

El ministro de Industrias resaltó que las fábricas promovidas por el Estado buscan el desarrollo de un nuevo modelo productivo, para elevar la capacidad de crear bienes que satisfagan las necesidades del pueblo.

"Esta fábrica es para el crecimiento económico. No son fábricas para la especulación, ni para la explotación, sino para la construcción de la plenitud y la felicidad suprema", expresó Menéndez.

Destacó además que con la planta de autopartes se promueve el desarrollo de una zona del estado Miranda, que antiguamente era vista solo como ciudad satélite y donde sus habitantes estaban forzados a trabajar en Caracas pues no había fuentes de empleo.

En ese sentido, destacó que con los proyectos industriales impulsados en la zona se crearán 6 mil empleos directos.

Innovaciones

Faría resaltó que una de las grandes innovaciones de la planta de Ocumare es la posibilidad de metalizar piezas plásticas, que no existía en ninguna fábrica nacional hasta ahora.

Menéndez comentó que, en la primera fase, la planta abarca tres componentes: inyección de plástico, troquelería y moldes.

Francisco, uno de los trabajadores de la planta, acompañó al ministro en el recorrido de la planta. Es uno de los empleados que se formó durante tres meses en Irán en el área de fabricación de moldes para piezas plásticas, mantenimiento de máquinas e inyección de plástico.

Explicó que el área de electrogalvanizado es la que sirve para crear las aplicaciones metálicas sobre piezas plásticas, con recubrimiento de zinc, cromo o níquel. De esta manera, la pieza que estará expuesta a la intemperie se protege o se configuran los emblemas de las marcas de los vehículos y motos.

"Seremos la primera planta en Venezuela con un área de pintura y una de electrogalvanizado", ratificó.

La fábrica cuenta también con una máquina de inyección bicolor, que permite, por ejemplo, la fabricación de faros con dos tipos de colores o materia prima, y la posibilidad de crear troqueles para prensa.

Además, hay 27 máquinas de matricería o generadoras de moldes para las piezas de plástico. Menéndez comentó que la planta de Yare tendrá 130 máquinas de este tipo, y que 65 ya están operativas.

Por otro lado, el ministro resaltó que investigadores serán incorporados a la planta para que puedan, junto con los trabajadores, promover mejoras en los procesos productivos.