El presidente de la República, Hugo Chávez, firmó un convenio con la banca pública y privada para la distribución de los Bonos Petrorinoco con los cuales se saldará la deuda social que los gobiernos de la Cuarta República nunca pagaron a trabajadores públicos.

El Jefe de Estado comentó que este convenio es esencial para facilitarle los trámites a algunos beneficiarios de los bonos, que vivan en zonas alejadas y donde la red del Banco Venezuela no tenga oficinas.

"(Es una) distribución segura de los Petrorinocos, porque son decenas de miles de jubilados que están esperando (el beneficio), y no estarán viniendo todos a Caracas", informó Chávez.

Los Petroorinoco son títulos valores que el Estado venezolano entrega a los ex trabajadores del sector público para saldar deudas por concepto de prestaciones sociales.

Cada Bono tiene un valor de 1.000 bolívares. Por cada año que el trabajador mantenga el bono en su poder habrá recuperado 18% del total de su dinero, sin perder el monto original recibido.

Habla la banca:

Marcos Torres, ministro de la Banca Pública, indicó que el convenio permitirá a las entidades públicas y privadas hacer una distribución, de forma más rápida, a escala nacional de los bonos.

"Abarcará no solamente la distribución de los Petrorinoco, sino que los beneficiarios podrán recibir parte del aporte de la asignación o el aporte completo, de acuerdo a sus necesidades o de acuerdo al requerimiento", agregó Torres.

Por su parte, Arístides Maza Tirado, presidente del Banco Caroní, manifestó que la banca privada ha participado en todos los programas que el Gobierno Bolivariano ha desarrollado y esta vez no será la excepción.

"La red de la banca privada estará en la disposición de todos los jubilados que reciben los Petrorinocos, podrán acudir a las agencias de la banca para recibir parcial o totalmente estos recursos, o para cobrar los intereses del 18% que generen los bonos", comentó el presidente de esta entidad privada.