“Estamos hablando de un Gran Eje de Desarrollo agrícola, industrial, minero, petrolero, petroquímico, energético, etc., de cerca de 100 mil kilómetros cuadrados, y hoy comienza a concretarse esta alianza, este convenio, con la firma entre Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), el convenio Orinoco para comenzar a darle concreción a estos proyectos”, informó el presidente Hugo Chávez.

Desde la Central Hidroeléctrica Caruachi, en el estado Bolívar, el Jefe de Estado inició un encuentro con trabajadores y autoridades de la CVG y PDVSA, con embajadores de los países del MERCOSUR, invitados a la ceremonia.

Chávez explicó lo que significa esta nueva estrategia entre ambas empresas de los venezolanos:

“La estrategia es unir estas dos áreas al norte y al sur del Orinoco, en una sola gran área a la que vamos a llamar el Gran Eje de Desarrollo Orinoco, porque está cruzado por el gran padre río”, dijo Chávez.

“Las reservas de mineral de hierro son una de las primeras del mundo, igual pasa con reservas bauxita, oro y otros”, explicó sobre las riquezas minerales en Bolívar, donde además hay desarrollo agrícola, forestal y pesquero.

“La Faja del Orinoco la habían privatizado, como también habían privatizado buena parte de las riquezas venezolanas al sur del Orinoco”, destacó.

“Lo que estoy planteando, y este estudio lo hacemos desde hace varios años, es la unión de la Faja petrolífera del Orinoco al norte del río, con la Faja industrial- minera, al sur del río”.

Revolución mandó a parar privatizaciones de las riquezas venezolanas:

“Por más problemas que tenga PDVSA, que los hemos venido solucionando, sobre todo después del sabotaje petrolero, el daño fu terrible; también poR más problemas de las empresas de Guayana, y debemos continuar solucionándolos de manera conjunta los trabajadores, el gobierno, las gerencias de las empresas. Pero lo más importante es que recuperamos las empresas (de Guayana), que las estaban privatizando, tal como habían privatizado la Siderúrgica del Orinoco”.

“La Revolución recuperó la Siderúrgica del Orinoco y detuvo la entrega, el regalo,de las empresas de Guayana”, acotó.

Destacó el potencial de la central Hidroeléctrica Caruachi, así como los otros proyectos de energía al sur del país. Informó que a finales de año entrará en fase de prueba la primera unidad eléctrica de Tocoma, y seguirán entrando unidades en operación en los años siguientes.

Acompañado por el Vicepresidente Elías Jaua, el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, y los presidentes de PDVSA  y la CVG, el presidente destacó la presencia en esta ceremonia, de los embajadores en Venezuela de los países hermanos integrantes del MERCOSUR.

Acotó que Venezuela está en MERCOSUR y aseguró el potencial y la fuerza de Guayana, del río Orinoco, la Faja Industrial Minera de Bolívar y de la Faja Petrolífera, del gran eje que está naciendo al sur de Venezuela.